El próximo día 10 de abril se celebra el concurso de pato en el Jarrama.

Organiza C.D. Amigos del Bass de Nerva

La presa de Jarrama, junto a la localidad de Nerva, de reciente construcción y con 31 hm3 de capacidad máxima, es un singular mercado de biodiversidad. Al interés deportivo hay que unir la posibilidad de contemplar en sus orillas infinidad de pájaros, zorros, venados… Se trata de un escenario emblemático para el bass, especie que en estas aguas infestadas de cangrejos americanos se muestra muy robusta y belicosa.

Sus orillas, que ya han hospedado un Andaluz y un Nacional, son inaccesibles en un 70 % de su contorno, con una gran representación de arbustos y jaras dependiendo del nivel del embalse. Existen dos zonas claramente diferenciadas para tentar al black bass. La primera es la orilla onubense, junto a la presa, que muestra mayor densidad de vegetación y profundidad. Aquí suelen emplearse señuelos de superficie: poppers, paseantes, hélices, buzzers y jerkbaits. Salen ejemplares de 0,7 a 1,5 kgs, con la posibilidad de algún tocho o tarugo. La segunda zona es la orilla sevillana, caracterizada por playones en los que es preciso efectuar lances lejanos con señuelos más grandes y llamativos, tanto en color como en sonido (los chuggers, por ejemplo, equipados de un sonajero interior). Aquí las capturas suelen pesar entre 0,4 y 1 kg.

En ambas zonas triunfa el cangrejo de vinilo montado a los estilos texas y carolina.

Se suele visitar en la primavera temprana –principios de marzo– y el otoño. Jarrama es un territorio ideal para pescar con pato, la divertida estructura hinchable que sortea la vegetación sumergida. El embalse posee unos islotes a los que sería interesante acceder en barco si se consintiera la navegación.

...